Home / Arquitectura / Se remodelarán siete edificios históricos en Madrid

Se remodelarán siete edificios históricos en Madrid

Desarrollado y diseñado por el Estudio Lamela, el proyecto Centro Canalejas implica la remodelación de siete edificios históricos madrileños, conformando un complejo de 50.000 metros cuadrados con diferentes usos: un hotel de 200 habitaciones, una galería comercial de 15.000 metros cuadrados, 22 viviendas de alto nivel y un aparcamiento subterráneo para 400 plazas. Según explica la oficina, esta mezcla de usos que ya existía en los edificios originales, en los que se combinaba zona residencial, comercial y oficinas, es la idea que ahora se rescata y que vertebra el planteamiento base de la nueva intervención.

El proyecto, por lo tanto, supone un auténtico reto en cuanto a la intervención en el patrimonio y la integración de nuevos usos en edificios históricos. El propio arquitecto Carlos Lamela define el Centro Canalejas “como un desafío excepcional. Un reto que no termina con su construcción. Al contrario; ahí empieza su vida: un camino que le va a llevar a ser el buque insignia de un nuevo Madrid. Incluso su configuración, como puede intuirse, lo presagia”.

El criterio que ha regido la remodelación ha sido la custodia, protección y restauración de todos los elementos y espacios de valor o de singularidad histórica o artística de los edificios originales: se han conservado todas las fachadas y parte de la estructura original, así como diversos elementos del interior: lucernarios, cerrajerías, carpinterías de madera, embocaduras de elementos singulares como chimeneas, e incluso una cámara acorazada. Todo ello se reubicará dentro del edificio en su estado final.

A su vez, se ha mantenido el gran patio interior del edificio de Alcalá 14 por su singularidad espacial con su vidriera en su posición original. En él se ubicará el gran vestíbulo del hotel. El espacio situado en la esquina de la planta segunda del mismo edificio también destaca por la riqueza y valor de sus elementos decorativos. Aquí se situará el salón de la suite principal. El despacho de la planta primera, con sus revestimientos de madera originales, se recuperará como comedor reservado del restaurante. 

Como base para el desarrollo general del proyecto, se ha planteado una geometría clásica, radial, con un eje de simetría en la bisectriz que define la edificación en Alcalá 14 y que se extiende al resto de los edificios. El gran patio central se configura como punto central de la intervención, aportando luz natural y ventilación a todas las plantas.

Con el objetivo de preservar la identidad de los siete edificios, minimizar el impacto visual de la intervención y mantener la escala urbana original, se han retranqueado lastres nuevas plantas y se han sustituido los áticos existentes en las diferentes fincas por nuevas fachadas que respetan la composición arquitectónica individual de cada uno de los edificios.

Por su parte, la cubierta se comporta como una quinta fachada, ya que integra la misma dentro de la trama urbana de la ciudad e incorpora áreas verdes que aportan vegetación a la zona central de Madrid.

Carlos Lamela concluye que “un desarrollo de esta envergadura se presenta pocas veces en la historia de una ciudad y tiene que estar diseñado con amplitud de miras. No solo afecta a los siete singulares edificios sino a todo su entorno, tanto desde el punto de vista urbanístico como económico y social. Repercute en el tránsito urbano, el diseño de las vías perimetrales, el transporte público, las fachadas colindantes; es decir, en la vida de todos nosotros. Esta reflexión ha estado presente en cada una de las decisiones arquitectónicas”.

 

Fuente: Plataforma Arquitectura

¡Te puede interesar!

La Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito 2018 se centrará en la obra arquitectónica

El Colegio de Arquitectos de Pichincha presentó en el Centro Cultural Metropolitano de Quito la …

UA-31547509-1