Home / Construcción / Rusia levantará una mega ciudad inteligente para descomprimir Moscú

Rusia levantará una mega ciudad inteligente para descomprimir Moscú

Rublyovo-Arkhangelskoye será una urbanización situada al oeste de Moscú. Fue proyectada por el estudio Zaha Hadid Architects, de la arquitecta británica – iraquí fallecida en 2016, y los locales Pride Architects.

Será, de acuerdo a las intenciones de los urbanistas y autoridades rusas, una ciudad “centrada en las personas”, lo que significa que cubrirá una amplia variedad de necesidades. Tendrá viviendas para 66.500 habitantes, 800 mil metros cuadrados de oficinas que conformarán un centro bursátil e instalaciones culturales a lo largo de sus más de 460 hectáreas.

Desde el el estudio inglés señalan que el desarrollo intenta acercar a las personas entre sí no sólo a través de la tecnología sino también desde una correcta organización del espacio público.

Previo a la definición del proyecto, ambas oficinas de arquitectura consultaron bibliografía sobre los factores esenciales que promueven el bienestar en la población, de donde concluyeron que la construcción de lazos, el acceso a la naturaleza y el diseño ecológico son claves.

El concepto de “ciudad inteligente” está en constante evolución, en tanto su configuración depende principalmente del aporte de tres actores: el sector privado, el municipio y los ciudadanos, que muchas veces son consultados sobre el diseño de soluciones.

Sin embargo, existe un rasgo común en todas las iniciativas de este tipo. En las ciudades inteligentes no hay fronteras, los espacios sirven para divertirse, trabajar y descansar, según el deseo del usuario. Su objetivo es hacer más confortable la vida y aumentar la productividad de sus habitantes.

Entre otras características, se realizan actividades de “City repair”, esto es, políticas municipales que se orientan a intervenciones mínimas, denominadas urbanismo low cost, que requieren una menor inversión y de las que se obtiene un resultado que puede medirse en tiempo real. Estas prácticas generan cohesión social y contribuyen a darle una identidad homogénea y propia a la nueva urbanización.

Por otra parte, se prioriza la escala humana y se promueve la circulación pedestre para minimizar los efectos negativos de los autos, como la contaminación, el tráfico y los accidentes.

Las ciudades inteligentes alientan a sus habitantes a caminar mediante la implementación de semáforos que indican el tiempo de espera para cruzar la calle (algo que está presente en la Argentina) y la repeatonalización de algunas áreas y en los trayectos que unen a los puntos más importantes, como el centro comercial, hospitales y universidades.

Se cree que para que los ciudadanos abandonen el uso del auto, lo ideal es que todo esté a no más de 20 minutos de caminata. También se fomenta la intermodalidad, un concepto que implica el uso de varios medios de transporte (inclusive la bicicleta) durante un mismo desplazamiento.

El nuevo distrito ruso será, como el resto de las ciudades inteligentes, sustentable desde el punto de vista ecológico y económico, en tanto se implementarán sistemas para reducir al mínimo el consumo energético, gestionar los residuos de modo de ser transformados en energía y administrar el gasto de agua. Además, incluirá microzonas verdes, pequeños espacios naturales para asegurar el acceso de todos los ciudadanos. De hecho, más de un tercio de la urbanización rusa se destinará a zonas verdes y bosques, con un gran lago en el centro.

Para la construcción de Rublyovo-Arkhangelskoye se propuso un proceso de desarrollo en etapas, para que los residentes puedan adaptarse a los nuevos espacios e integrarse adecuadamente.

Moscú cuenta con más de 12 millones de habitantes y mantiene una tendencia a la expansión. Entre los objetivos del nuevo distrito se espera que alivie la presión demográfica en la capital rusa, con la que estará conectada a través de una nueva línea de subte que será construida en 2020.

Esta no es la primera experiencia del estudio de Hadid en la creación de ciudades inteligentes. Antes formó parte del equipo que diseñó el masterplan de City Life, una urbanización dentro de Milán creada junto con otros arquitectos “estrellas”, Daniel Libeskind y Arata Isozaki. Dentro de ella, Zaha Hadid Architects construyó la Torre Generali, 170 metros de oficinas en el corazón del nuevo barrio milanés.

 

Fuente: Clarín

¡Te puede interesar!

RAGHSA continúa promoviendo la innovación en sus proyectos corporativos

El nuevo edificio de la desarrolladora contará con un auditorio multipropósito, que representa una mayor …

UA-31547509-1