Repensar las ciudades de 15 minutos

Este concepto de ciudad va en dirección opuesta a la planificación urbana de los últimos 100 años que separaba el espacio residencial del trabajo, el comercio minorista, la industria y el entretenimiento.

Es también lo que está implementando París desde este año y como parte del plan de la alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo, incluso antes de que se desatara la pandemia del coronavirus, para reducir la contaminación y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

“Las calles las estamos transformando para bicicletas y peatones, con más vegetación y fuentes, porque para combatir el cambio climático se necesita fresco y verde”, le dice a BBC Mundo, el urbanista francocolombiano Carlos Moreno, asesor de Hidalgo en París.

Los expertos sostienen que la clave está en el diálogo: los dirigentes tienen que desarrollar una hoja de ruta para construir esa ‘ciudad de 15 minutos’ con los actores económicos, sociales y ambientales.

“Tenemos que cambiar la manera de trabajar”, continúa. “Las ciudades tienen que dejar de hacer obras de infraestructuras que solo sirven a unos pocos, para darle paso a una ciudad con naturaleza, con agua y biodiversidad”.

“Hay que hablar con los comerciantes para que cuenten con capacidad de ofrecer sus servicios y que la gente los utilice, en vez de preferir Amazon”, sugiere.

La capital francesa no es la única ciudad que está implementando cambios en esta dirección.

También lo están haciendo Melbourne, Ottawa, Detroit y Copenhague, por nombrar algunas.

Y hay voluntad de hacer lo propio en ciudades de América Latina como Buenos Aires, Montevideo, Lima, Medellín, Guayaquil, Bogotá y Río de Janeiro, según los especialistas consultados.

Pero implementar el modelo de “ciudad de 15 minutos” en París es una cosa y hacerlo en urbes de la región latinoamericana es otra muy diferente.

París es fácil porque ya fue construida para ser así. Lo que se está tratando de reforzar es el concepto de ‘ciudad de 15 minutos’. Pero el desafío es si se puede hacer en los suburbios de la ciudad”, analiza Chartier.

“No creo que se pueda replicar el modelo de París a otras ciudades pero hay algunas como Melbourne o Portland que están desarrollando su propia versión, porque son muy diferentes en sus desarrollos urbanos”, destaca.

Para Moreno “no hay una varita mágica” para la transformación: “No depende de la talla de la metrópoli, sino de la voluntad política de hacerlo”.

“Crear las ‘ciudades de 15 minutos’ no es una inversión de dinero, sino de reutilización de lo que ya existe, mucho más y mejor”, sostiene el profesor de La Soborna.

Pero también hay otro tipo de transformación, como la reutilización de mobiliario urbano para otros usosy la mezcla de barrios habitacionales con comercios, entre otras modificaciones.

¿Cómo es exactamente una “ciudad de 15 minutos”? ¿Podría replicarse en América Latina? ¿Y cómo podría ayudar a la recuperación económica tras la pandemia?

Fuente: BBC Mundo

¡Te puede interesar!

Lanzan la primera cabina desinfectante con energía solar, medición térmica y control facial

Se trata de un desarrollo de la empresa Dynamic Energy, dedicada a brindar soluciones energéticas, …

UA-31547509-1