Home / Construcción / Oficinas, un mercado que promete

Oficinas, un mercado que promete

Pablo Kiesel, gerente comercial de RAGHSA, participó del panel de oficinas en el marco de la tercera edición del Evento de Real Estate que realizó el diario La Nación, en donde se debatió la estabilidad del mercado dentro de la coyuntura actual.

El evento de Real Estate de La Nación en el Four Seasons presentó un exhaustivo análisis de la situación del mercado inmobiliario dentro del contexto impredecible de la economía argentina. Sin embargo, la disertación sobre oficinas, moderada por la periodista Carla Quiroga, tocó diversos temas del área: los cambios macroeconómicos, precios, demanda, las zonas que mejor se posicionan y las tendencias a futuro. El panel estuvo compuesto por cuatro profesionales del sector: Domingo Speranza, de Newmark Grubb Bacre, Herman Faigenbaum, de la consultora Cushman&Wakefield, Patricio Weiss de Castro Cranwell&Weiss y Pablo Kiesel, gerente comercial de RAGHSA, la desarrolladora líder en el mercado de oficinas corporativas.

Pablo Kiesel forma parte de la desarrolladora que está en medio de la construcción de Centro Empresarial Libertador en Núñez. Se estima que la torre vanguardista con 100.000 m2 totales de construcción y 62.000 m2 rentables de oficinas premium, estará finalizada para fines de 2019. En este contexto, la pregunta principal es cómo afecta la coyuntura macro a una desarrolladora cuando se encuentra realizando un proyecto de esta magnitud.

RAGHSA cuenta con un portfolio de 100 mil metros cuadrados con una vacancia muy baja, de 3,5 por ciento. “Hablar de un 5 o 6 por ciento de vacancia en 1 millón y medio de metros, son 80 o 90 mil metros cuadrados atomizados”, explicó el gerente. Así, expuso que Centro Empresarial Libertador tiene demanda positiva, además de un pre alquiler de oficinas con un buen valor de rentas. “Este mercado de oficinas, que es chico comparado con otras ciudades, se demanda mucho”, analizó.

Sobre ese tema, los panelistas coincidieron en que se ve una vacancia baja. Según Herman Faigebaum, en clase A la vacancia se ubica alrededor de 6 por ciento. “Este número es bajísimo. Cualquier vacancia menor a 10 por ciento es un número que permite a los propietarios un gran poder de mercado, porque significa que hay pocos metros disponibles”, explicó. Además, sobre los metros que se incorporarían a raíz de los proyectos como los de RAGHSA, opinó que no son un problema sino que “vienen a cubrir una demanda potencial”.

En cuanto a los precios, Patricio Weiss sostuvo que el mercado tiene que reaccionar libremente y adaptarse, y va a depender de dónde se encuentre, si hay zona demandada y si hay alternativas.  El punto a destacar dentro de la incertidumbre económica es que el mercado de oficinas siempre mira a largo plazo. En el caso de RAGHSA, Pablo Kiesel lo expresó con claridad: “Frente a la coyuntura, muchos tienen tendencia a frenar, pero nosotros apostamos”, dijo.

¿Cuáles son las zonas con más potencial? Según Faigebum, la zona del cruce de General Paz y Panamericana está convocando a  las empresas y va a generar una gran cantidad de oportunidades. Y, además, otro punto importante para el miembro de Chusman&Wakefield es que en toda la ciudad se está viendo una vuelta a las zonas céntricas con servicios. “Por eso, Catalinas se ve con mucha expectativa, ya que está bien ubicada, cerca de Retiro”.

Las nuevas generaciones y los millenials también son un destacado, tanto en las nuevas tendencias como en los cambios del mercado. “En algunos lugares se está discutiendo cómo se van a utilizar los metros de parking, porque cada vez más las nuevas generaciones usan el transporte público para ir a trabajar”, explicó Speranza.

Sobre los cambios que se dan en los servicios, Kiesel señaló la importancia que le dan en RAGHSA a generar comodidades. El foco de la desarrolladora se posa siempre sobre el bienestar de los habitantes del edificio, entendiendo que promover un ambiente saludable y amigable es fundamental a la hora de trabajar. En un momento en el que los Recursos Humanos están enfocados en la retención de los talentos en sus empresas, es importante dar servicios que generen una vida saludable y que faciliten la continuidad de los que lo habitan. En este sentido, Kiesel expresó: “Siempre miramos mercados desarrollados para traer iniciativas, como las normas LEED y la implementación de servicios que le podemos brindar a la gente que trabaja 9 o 10 horas en un edifico de oficinas. Por eso, en cada nuevo proyecto vamos incorporando metros cuadrados de amenities, para que los empleados tengan un gimnasio, un vestuario o espacios verdes para aire más puro. Si no les damos servicios a las empresas y a sus usuarios, perdemos todos”.

¡Te puede interesar!

Caen más de 30% las ventas de insumos para la construcción

El Índice Construya (IC), que mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado …

UA-31547509-1