Home / Bioarquitectura / Easy Brick, ladrillos argentinos hechos de tapitas de gaseosa recicladas

Easy Brick, ladrillos argentinos hechos de tapitas de gaseosa recicladas

Una familia de Tigre diseñó ladrillos de plástico reciclado para construir casas. La idea surgió hace cuatro años con la intención de ayudar a la gente que tiene menos recursos. La idea es sencilla pero innovadora, un ladrillo fabricado de tapones de botellas de plástico, fácil de montar y que contribuye a la reducción de basura plástica.

EasyBrick es un ladrillo fabricado a base de residuo plástico reciclado, concretamente 330 tapones de gaseosa reciclados.

Estos ladrillos pesan menos de 1 kg, entre 900 gr y 1 Kg. Por sus paredes conforman tres capas de aire, eso lo hace totalmente aislante térmico.

En el proceso de fabricación le agregan retardante de llama, lo que lo hace totalmente ignífugo.

Su principal ventaja es la rapidez de obra que te da. Puedes construir un muro de 3 metros en 2-3 horas, según la destreza que tengas con estos ladrillos.

No requiere de mano de obra especializada para su montaje ni de materiales húmedos. A partir de una platea absolutamente lisa se empiezan a superponer los ladrillos, como si fuera el montaje de un LEGO y, dejando unos pelos para colar ahí el hormigón, vas armando las columnas.

El proceso productivo del ladrillo nace a partir del PP reciclado, esos pellets de plástico ingresan en la tolva, se calienta y se derrite a unos 200ºC, más o menos, pasa el tornillo, que es el que empuja el material y termina en un ladrillo armado. Para 55 metros cuadrados de una casa se tarda un día. Otra de sus ventajas es que se puede fabricar de manera local, no requiere de maquinaria muy especializada y la materia prima la encontramos en cualquier lugar del mundo.

Características EasyBrick.

Entre sus principales características podemos encontrar:

Livianos: bajo peso y alto comportamiento estructural. Ideales para obras rápidas. Reduce los costes en obra.

Reciclado: No se usa materia prima virgen en su fabricación.

Durabilidad: Vida útil 100 años.

Adaptable: Sistema muy versátil, adaptable a proyectos de construcción seca y combinable con construcción tradicional.

Impermeable: El porcentaje de absorción de agua de estos ladrillos es 0%.

Atérmico: Baja conductividad térmica, potenciada por las 3 cámaras de aire que conforman el diseño del bloque.

Acústico: Tienen 3 cámaras de aire que conforman un espectro acústico superior al de otros sistemas.

 

Fuente: Eco Inventos

¡Te puede interesar!

Una escuela brasileña ganó el premio como mejor edificio de arquitectura educativa del mundo

Una escuela-internado del nordeste brasileño fue multipremiada por su diseño de excelencia. El proyecto es …

UA-31547509-1