Home / Decoración / BAÚLES, TELAS y ALMOHADONES: armonía de materiales y formas para los ambientes

BAÚLES, TELAS y ALMOHADONES: armonía de materiales y formas para los ambientes

Los detalles suman identidad, eso que define el estilo de cada hogar, del rincón preferido y de los espacios donde la vida invita a hacer una pausa y a celebrar el momento. María Fernanda Salvador, fundadora y directora de Metáfora Textil & Deco, pone su mirada especial para darle personalidad, con los objetos deco como fuente de inspiración.

Desde hace muchos siglos los baúles forman parte de nuestros muebles. Ya los egipcios los utilizaban para atesorar en ellos sus pertenencias más valiosas. Desde ese entonces y hasta nuestros días, el baúl es una destacada y generalmente antigua pieza decorativa que impone su presencia en donde se la ubique.

Principalmente se utilizaban para transportar artículos, así como para guardar ropa y objetos. Su elaboración era manual, generalmente de madera y su manufactura era encargada por personas adineradas y miembros de la nobleza. Además, los baúles servían como asiento o mesa auxiliar.

A partir del siglo XVI, las novias solían utilizar los baúles para guardar su ajuar. Éstos eran grandes y estaban trabajados por dentro y fuera con gran detalle, ya que contaban con muchísimos cajones y puertas pequeñas en los que la novia solía guardar también sus regalos. Luego, ya en la época de la Revolución Industrial y con el auge de trenes y barcos, los pasajeros adinerados que viajaban en estos nuevos medios de transporte, introdujeron el uso de baúles para trasladar en ellos sus prendas de vestir y objetos personales.

Los baúles, arcas o arcones, en su forma convencional o básica, fueron cajas elaboradas con tablones de madera.  Las piezas más lujosas estaban decoradas con herrajes, marquetería o artísticamente talladas. Sin embargo, el estilo de los arcones se tornó más sobrio con el paso del tiempo, ya que los baúles de madera de este siglo apenas lucen detalles decorativos.

Cinco tips para el uso de los baúles:

  1. En el dormitorio al pie de la cama son ideales para guardar mantas y almohadas extras para tener a mano por los cambios de clima o guardar las cobijas de otra temporada.
  2. En la sala de estar se pueden usar como mesa auxiliar a los lados del sillón para colocar una lámpara y adornos.
  3. También en la sala quedan divinos como mesa ratona aportando un toque original a tu deco.
  4. En un recibidor junto a un espejo y un perchero es el auxiliar perfecto para apoyar el bolso, las llaves, etc. cuando se llega de la calle
  5. Al costado de la cama como mesa de noche también es una excelente opción sumando al dormitorio un toque distinto.

Con respecto a los almohadones hay tantas versiones como gustos, Metáfora utiliza panamás estampados suaves al taco, de algodón y hermosos diseños, tussores de colores tan de moda por su aspecto arrugado y de contracté, panas en una amplia paleta de colores, linos, etc.  Su consejo a la hora de elegirlos es combinar distintas formas, tamaños y texturas para crear una composición rica.

¡Te puede interesar!

El orden y el nuevo concepto de visibilidad en las cocinas

Que se vean, que se encuentren, la búsqueda de quienes pasan tiempo en este espacio …

UA-31547509-1